Las chicas del cable, apuestan por su independencia

0
Las Chicas Del Cable. Foto: Netflix / Archivo

Llega la segunda temporada de “Las chicas del cable”, la primera serie española producida para Netflix, protagonizada por Blanca Suárez, Maggie Civantos, Ana Fernández y Nadia de Santiago, entre otras.

De acuerdo con Suárez, lo que sucederá en la serie (que se sitúa alrededor de 1929), tiene relación directamente con lo que sucede hoy en cuanto al acoso sexual, la violación de derechos y la búsqueda de independencia de las mujeres.

- Publicidad -
banner-300x250-ltp
banner-300x250
cryptontab
banner-300x250
cryptontab
- Publicidad -  

“A pesar de todos los años que separan el final de la década de los años 20 con la actualidad, ambas épocas tienen muchos puntos en común. Siempre he sido más partidaria de ver lo que se ha avanzado que de ver lo que queda por avanzar. Hay que hacer las dos visitas, pero no me quiero recrear en lo mal que estamos ahora. Creo que quedan muchas cosas por conquistar, pero también está bien recordar de dónde sale todo esto”.

“En los años 20 empezaron movimientos feministas en favor de la igualdad y creo que es importante saber de dónde nace, quiénes empezaron a luchar por lo que hoy, al menos las mujeres que estamos aquí, tenemos y que es: un trabajo, un sueldo, cierta independencia, hasta donde nos limitemos y luchemos por ella”, dijo en entrevista durante su reciente visita a México.

La segunda temporada de Las Chicas del Cable, narra el giro que da la vida de cuatro mujeres jóvenes cuando se trasladan a la capital española para trabajar en esta empresa. Las cuatro se sienten atadas a su familia, a su pareja o a sus recuerdos.

“Esa independencia nace de algún lugar y de entre todas las mujeres del planeta, en esta historia, estas cuatro mujeres quieren pelear precisamente por eso y es importante ubicar cada punto y valorar lo que años atrás otras han luchado por las demás”, agregó.

Ángela Cremonte, quien interpreta a Elisa Cifuentes, la antagonista de la historia, señaló que la importancia de la serie radica también en que ponen de manifiesto que la idea de la liberación e independencia femeninas no tienen por qué excluir al sexo masculino.

“Es una sensación que estoy empezando a tener a raíz de hacer estas entrevistas, es que el empoderamiento femenino no excluye al hombre, no resta, sino suma, no se le quita a él su lugar, porque cuando se modifican conductas, el empoderamiento es conquistar un espacio que nos pertenece y que reubica a los hombres.

“Y me parece que ellos están perdidos en muchos aspectos y necesitan una mano, y hay un nombre para definir esa carencia. Creo que debería haber un movimiento que ayude a reubicarlos.

“Lo masculino y femenino está presente en cada ser humano, creo que el hombre necesita estar en contacto con su parte femenina, no han sido educados para ello y por ello problemas como el machismo y la violencia de género”, agregó Cremonte, también de visita en México.

En ese sentido, Sergio Mur, quien interpreta a Mario Pérez, el esposo golpeador de Ángeles (Civantos), en la serie, retrata un tema que está en todos los estratos de la sociedad.

“La violencia de género no es algo que sea de la gente más pobre. Está en todos los sectores y hay una falta de cultura y conocimiento que provoca estas situaciones. La sociedad machista ha afectado en todo. La televisión es un ejemplo, siempre hemos contado las historias desde el punto de vista de los hombres y el hecho que ahora haya mujeres activas es necesario mostrarlo. Hay que contar la historia de las mujeres a la que les pasan cosas y toman decisiones y al final enfocarnos no en historias de género, sino de seres humanos”, indicó.

La nueva temporada de Las chicas del cable se sitúa en 1929. Lidia, Carlota, Ángeles y Marga, desean vivir su vida sin ataduras ni apegarse a la sociedad y cultura machista y atrasada de su época.

- Publicidad -
trending
banner-728x90-ltp

Deja un comentario