La confianza define a quien lleva la banda de Venezuela al Miss Mundo

Este año la selección de la candidata que irá al concurso se realizó a puerta cerrada. Se escogió a Ana Carolina Ugarte, quien representó a Monagas en el Miss Venezuela de 2013. El certamen se realizará el 18 de noviembre en Sanya, China

0
Ana Carolina Ugarte, Miss Monagas 2013. Foto: EU / Archivo

Soltura, confianza y preparación son las cualidades con las que se define Ana Carolina Ugarte, la morena de 1,80 metros de estatura que representará a Venezuela en la edición número 67 del Miss Mundo, que se realizará el 18 de noviembre en la ciudad de Sanya, China. A pesar de que este año, debido a la crisis económica, la selección de la candidata se realizó a puerta cerrada dentro de la Organización Miss Venezuela, Ugarte no es una novata sobre las pasarelas.

En 2013, la joven que hoy tiene 25 años de edad, concursó en el Miss Venezuela y desde ese momento no ha dejado de prepararse en el ámbito de los certámenes. Ahora que enfrenta un reto internacional se siente segura de que regresará con una corona, tal y como lo hicieron seis reinas de belleza en el pasado, de las cuales su favorita es Astrid Carolina Herrera.

- Publicidad -
banner-300x250-ltp
banner-300x250
- Publicidad -  

“No veo la hora de llegar a China”, dice la joven horas antes de abordar el avión. Oficialmente, tiene solo tres meses preparándose para llevar la banda de Venezuela, pero desde que representó a su estado natal, Monagas, en el concurso nacional, aprovechó para estudiar Administración, perfeccionó su inglés y tomó clases de oratoria. “Siempre mantuve la esperanza de volver a un concurso”, asegura.

“Se tiene previsto que tenga mis entrevistas en inglés”, dice la concursante sobre su soltura en la lengua extranjera, no obstante, ante la pregunta que debe responder en la ceremonia final, aclara: “Según como me sienta de ánimo ese día, tomaré la decisión de usar o no un traductor”.

Ugarte no ha conseguido dificultades en los preparativos que la organización ha dispuesto. “Ya pasé por esa escuela hace algunos años. Esta etapa ha sido más que todo para perfeccionar la preparación inicial, no ha habido nada nuevo o extraño”. Aplomo y firmeza, reitera, es lo que ha ganado con el pasar de los años. “Cuando concursé en el Miss Venezuela era todavía una niña, ahora me siento toda una mujer. Los años dan soltura y el público lo nota”, agrega.

Con la seguridad que caracteriza sus respuestas, la candidata al Miss Mundo realza la importancia de estos tradicionales concursos. “Para mí y para la gran mayoría de los venezolanos, las reinas de belleza forman parte de lo que nos identifica”, asegura. “Las misses son una tradición para nosotros. Quitarnos esa alegría, en momentos tan duros como los que vivimos, sería derrumbarnos más. El Miss Venezuela une al país y nos ayuda a mantenernos cercanos”, puntualiza.

Abraham Salazar

- Publicidad -
trending
banner-728x90-ltp

Deja un comentario