Las costumbres venezolanas más populares para recibir el Año Nuevo

0
119
iStock

El 31 de diciembre es una fecha especial, un día lleno de celebraciones, comidas, regalos y encuentros familiares. En él se despide un año viejo, acompañado de recuerdos y enseñanzas y se le da inicio a un nuevo año cargado de sueños, esperanzas y metas por cumplir.

Cada país tiene su forma particular de recibir el año, y en Venezuela muchas de estas tradiciones y rituales han perdurado por generaciones. Desde pequeños hemos crecido siendo cómplices de varias de ellas.

A continuación te presentamos las costumbres venezolanas más populares para recibir el año nuevo:

Limpieza de fin de año

Limpiar la casa de adentro hacia fuera con agua y desechar el agua usada fuera de la casa para eliminar la energía negativa (el día de fin de año)

Las Lentejas y dinero para la abundancia

Esta noche no puede faltar un plato de lentejas. Aunque es una costumbre originaria de Italia que desde la Edad Media se emplea para despedir el año, en Venezuela es muy común ya que se piensa que si comes una cucharada o mantienes un puñado en tus manos, podrás recibir el nuevo año cargado de abundancia, riqueza y dinero.

Existen quienes las incluyen en la cena, mientras que otros, solo prefieren saborearlas durante el cañonazo o luego de las 12:00 am.

También es usual encontrarse con personas que llevan dinero en las manos o en los bolsillos, justo a medianoche, para mejorar su economía. De alguna manera hacen alusión al dicho venezolano: “billete llama a billete”.

¡Este año me caso!

Es común encontrar a los solteros subiendo y bajando varias veces de las sillas unos lo hacen 12 veces, otros tres y existe quien solo se monta en una silla, un ritual que se hace para tener una pareja estable en el venidero año o casarse.

Ropa Interior amarilla para la abundancia

Nunca puede faltar la tradición de usar ropa interior de color amarillo, bien sea hombre o mujer, con la finalidad de atraer la abundancia y las buenas vibras para el siguiente año.

Las maletas para los viajeros

Para quienes desean viajar recorren las calles con una maleta (llena de ropa de viaje), asegurando que entre más caminen, sus viajes serán mucho más largos.

Las uvas al son de las campanadas

En la emoción de los últimos minutos, al escuchar la famosa poesía de Andrés Eloy Blanco “Las uvas del tiempo”, se encuentra la clásica tradición de comer 12 uvas, una a una en la medida que suena cada campanada, pidiendo 12 deseos para el año entrante.

La quema del año viejo de los andinos:

En la región andina se fabrica un muñeco con materiales desechables, se llena de pólvora, y se enciende después de la medianoche, con la finalidad de homenajear a los ausentes y celebrar las esperanzas del futuro.

Copas, felicidad y música

El cañonazo indica que llegó el nuevo año, acompañado de un brindis al son de las típicas canciones “El Año Viejo” de Crescencio Salcedo y popularizado por Tony Camargo, “Faltan cinco pa’ las Doce” de Néstor Zavarce, y “Año Nuevo” de la banda venezolana Billo’s Caracas Boys. 

Deseos al cielo

Muchas personas acostumbran a escribir sus deseos y enviarlos al cielo a través de un globo. Generalmente, la familia se reúne en torno al globo y cada quien coloca su carta de deseos que aspira cumplir en el año que recién inicia.

Tierno abrazo familiar

Risas, lágrimas, alegría, ternura envuelve el tradicional abrazo de feliz año entre familiares, amigos, conocidos y todo el que se tope en el camino en medio de la celebración de esta fecha tan especial. 


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí