Aceite de jengibre: un analgésico natural que no soltarás jamás

0
112
Aceite de jengibre para aliviar el dolor. Foto: iStock

Desde hace algunos años mi mamá padece de artritis. Y la verdad es que ha probado bastantes alternativas, unas más efectivas que otras, hasta que le recomendaron el aceite de jengibre, ¡realmente nos sorprendió!

El dolor articular es uno de los más molestos y limitantes, pues en verdad eran varias noches en las que mi madre no podía dormir, por el dolor tan intenso, incluso, afectó también su salud cognitiva, pues al día siguiente de no haber logrado conciliar el sueño, sus capacidades de reacción no eran las mismas.

Después de probar varias alternativas como medicamentos, inyecciones, y hasta veneno de animales, llegó el momento de probar aceite de jengibre. Ese  fue el indicado para que ella se olvidara de esos dolores tan incapacitantes.

¿Cómo se hace el aceite de jengibre?

Necesitas:

  • Un trozo de jengibre entero
  • 200ml de aceite de oliva (extra virgen)

Pela el trozo de jengibre hasta que quede fresco después de lavarlo. Posteriormente, rállalo hasta que no quede ni un pedazo entero.

Después, agrégalo a un recipiente en donde se conserve el calor y vierte el aceite de oliva para que se mezcle.

Introduce el recipiente al horno o a fuego lento durante 20 minutos. Debe estar  aproximadamente a 65°C.

Posteriormente deja la mezcla a temperatura ambiente para que repose, y ya que se enfríe un poco, puedes aplicarla directamente en la zona de la molestia.

Haz masaje por lo menos 10 minutos y deja el aceite de jengibre actuar por lo menos media hora; después enjuaga con agua tibia.

Lo que sobre de aceite viértelo en una botella de vidrio para que se converse mejor, y déjalo en una zona templada de tu hogar.

De acuerdo con un estudio publicado por The National Institute of Health, Estados unidos, el jengibre es un analgésico natural que reduce el dolor, pero también actúa como antiinflamatorio. Por lo que las manos y dedos inflamados por artritis se reducen considerablemente.

Mi madre tenía los dedos de las manos muy inflamados, y en verdad esto limitaba sus movimientos, pero, después de usar el aceite, esto ha cambiado por completo.

Yo te recomiendo que guardes el aceite en recipientes pequeños, así podrás llevarlo en tu bolso a donde quiera que vayas y lo podrás usar en cualquier momento.

Por si fuera poco, también es muy efectivo para la pérdida de peso, por lo que si te sobra un poco de jengibre, puedes hacer un té y beberlo en ayunas para reducir la inflamación de tu abdomen y bajar de peso.

Yo aprovecho y tomo un té de jengibre por lo menos tres veces por semana, ¡vaya que me ha ayudado!

No esperes más y haz tu propio aceite de jengibre para que te olvides del dolor. Lo mejor de todo es que no necesitas gastar.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí