Consecomercio advirtió que en el próximo semestre podrían perderse 500 empresas más

0
97
EFE

El presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Felipe Capozzolo, considera que si se mantienen las condiciones económicas en el segundo semestre de 2019, la crisis que enfrenta el sector productivo se agudizará.

“Venimos de un periodo sumamente negativo sobre todo ante al deterioro de los servicios públicos, porque sin electricidad, agua o  gasolina que, aunque no es un servicio, es necesaria para producir, será muy difícil que el cambio pueda venir desde el comercio o las empresas”, aseveró en entrevista a Unión Radio.

Lamentó que debido a la crisis económica y al cierre de empresas, haya bajado la calidad de los productos así como la capacidad de elegir entre varias opciones. “Veníamos de muchos años de tener muchos segmentos y mercados desarrollados lo que nos permitía acceder a productos de todo tipo y gama y nos daba la posibilidad de escoger”.

Calificó de insostenible el hecho de que actualmente los venezolanos “estamos en la base de la pirámide, solo por la comida y estamos buscando sustituir las proteínas y todos aquellos alimentos básicos (…) Debemos romper este nudo en el que estamos metidos”.

Capozzolo advirtió que los parámetros del consumo han variado. “Estábamos acostumbrados a comprar productos de calidad, en ciertas cantidades y ahora nos encontramos en un país que no es rico y tenemos todas las características de un país pobre y empezamos a consumir productos en bajas dosis, a baja escala (…) No tenemos potencia de consumo”.

Asimismo, Adán Celis, presidente de la Confederacion Venezolana de Industriales (Conindustria), advirtió que si en el próximo semestre de 2019 no se cambian las políticas públicas seguirán cerrando empresas. “Podrían perderse unas 500 empresas más (…) De no haber un cambio, el país seguirá empobreciéndose”.

Coincidió en manifestar preocupación ante el deterioro de la calidad de los productos. “Se ha ido degradando muchísimo, el tema hiperinflacionario y todas las medidas erradas en estos 20 años, han producido un enorme cierre de empresas y se han sustituido los productos que se consumen”.

“La mayoría está consumiendo productos de muy mala calidad, todo ese programa de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) tiene productos con calidad inferior”, agregó.

Celis recordó que en el país se han perdido más de 10 mil empresas lo que se suma a la caída del consumo y a los obstáculos para distribuir los productos debido a la escasez de combustible y al deterioro del transporte de carga. “Son una serie de factores que afectan y crean un problema general de políticas económicas erradas que han empobrecido al país”.

No obstante, Celis envió un mensaje de optimismo porque, en su opinión “empresa cerrada es más costosa que empresa abierta (…) Tenemos que seguir, vamos a seguir y a defender nuestras empresas”.

Con informacion de Unión Radio


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí