“Sacar a Maduro no es tan fácil como presionar una app”

Si no hay fuerza para retirar al adversario y no hay negociación, ¿qué se hace?

0
161
Luis Vicente León. Foto: Venepress

“¿Estaría usted de acuerdo con un gobierno de unidad entre chavismo y oposición para evitar un conflicto en Venezuela?”. Esta fue la encuesta de la semana, en la que el 15% contestó que sí, y el 85% respondió que no.

En ese sentido, Luis Vicente León, economista y analista político venezolano, en su segmento exclusivo para Venepress: LVLONline, confirmó que el acuerdo político entre el chavismo y la oposición es la posibilidad más factible; destacando que no se trata de un “diálogo” porque ambas partes interesadas sienten que es “indispensable” plantear un “acuerdo” e “intercambiar cosas”.


León explicó que esto no significa, “de ninguna manera”, algo que las partes quieran; pero, detalló que sí hay que entender que el Gobierno no tiene la fuerza para callar ni pulverizar a la oposición, y la oposición no tiene el poder territorial para gobernar.  

“Nadie quisiera negociar. Esa es la primera premisa”.

“Cuando (una de las partes) tiene la certeza de que puede ganar, no tiene ningún sentido una negociación. Entonces, ¿te gustaría negociar? ¿te gustaría porque te da nota un acuerdo político? No, no hay una negociación racional si (uno de los sectores) es más fuerte para pulverizar a su adversario”, agregó.

Puntualizó que las negociaciones no se tratan de un deseo.

“La negociación ocurre exitosamente cuando las dos partes se dan cuenta de que si no negocian no pueden resolver el problema”.

La pregunta está en que si no hay negociación y tampoco hay fuerza para sacar al adversario, trátese de la oposición o del Gobierno, ¿qué se hace entonces?

La respuesta es un “empate destructivo”, que no es más que la lucha de dos actores que tienen, más o menos, las mismas fuerzas y que, por lo tanto, se pueden destruir sin dejar ningún resultado positivo.

Aplaudió el compromiso que mantiene Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, con el país. Sin embargo, aseveró que él es “teóricamente” el ejecutivo, pero Nicolás Maduro es el que “realmente” tiene el poder.

“Guaidó no puede ejecutar. Él busca el control del país. Es un retador, pero no controla nada. Sin embargo, esta dando vueltas y moviendo la lucha”.

Por su parte, aseguró que “el Gobierno está, absolutamente, agotado por las sanciones americanas y europeas; y esto, puede ponerlo en peligro (en un) futuro alcanzando a las familias de las élites dominantes chavistas en Europa. Eso es un riesgo”.

Reveló que, en este conflicto de poderes, tanto el gabinete del oficialismo, como el de la oposición han salido perjudicados.

“El resultado final es que una parte de la población siente que hay un problema para cumplir la oferta del cambio de Gobierno. En ese caso, tienes que pensar en la negociación política. Yo no estoy diciendo que es bueno o malo; pero, si esto no pasa, la única opción que tenemos es la destrucción de la infraestructura”, destacó.

Informó que existen dos aspectos fundamentales en un acuerdo político:

  1. Tienes que saber que intentarán manipularte. Ambos intentarán ganar. Buscarán mecanismo para que el otro se destruya.
  2. En una negociación, los extremos no van a poder cumplirse. El primer extremo englobaría el hecho de que la única negociación que se de sea “competitiva”. Esto quiere decir que se realicen elecciones en las que el Gobierno no participe y vengan observadores internacionales. El segundo extremo sería ir a una elección presidencial controlada por el oficialismo y que la oposición participe.

Todo indica que se trata de dos extremos inalcanzables de una negociación.

“La negociación es como articular una especie de transición que te lleve a una elección competitiva en la que participen ambos sectores: Oposición y chavismo”.

Resaltó que el Gobierno no negociará para renunciar, sino que está buscando “reducir su presión, para oxigenarse”. Mientras que, la oposición está buscando un acuerdo político para que Maduro abandone el poder. Entonces, ¿quién gana?Sobre las oportunidades de inversión en el país…

“Yo diría que Venezuela aun atraviesa una situación compleja para invertir. Yo sí creo que, con más tiempo, los cambios se van a producir y eso quiere decir que cuando la gente entre a Venezuela habrá muchas oportunidades”.

Señaló que la posibilidad de sacar al Gobierno “es nula”. Y el intento de “callar” y acabar con la oposición también lo es. Por lo que aclaró que no hay medias tintas en el escenario actual venezolano.Sobre una intervención militar en el territorio venezolano…

Luis Vicente León confirmó que la probabilidad de que Colombia y Brasil formen parte de una intervención militar en Venezuela “es muy baja”. Motivado a esto, explicó que esto sería una decisión “unilateral” de Estados Unidos (EE.UU).

No obstante, recordó que una injerencia castrense y sacar a Maduro “no es tan fácil como presionar una app”.

Motivado a esto, sacó a relucir el tema del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), que muchas personas consideran una herramienta importante para darle paso a la intervención extranjera.  

“Con o sin TIAR, no hay apoyo para una intervención”, manifestó.

Recalcó que la intención del Gobierno es “hacer lo que ellos digan”, pero que el antichavismo “tampoco va con la idea de ceder, asumir que van a ganar y que Maduro saldrá del poder”.

“En una negociación, ni uno ni otro ganarán. Lo importante es seguir en búsquedas alternativas. Si no hay una solución, se tendrán que enfrentar en la batalla. Si se llega a la batalla, nos quedamos en el statu quo y Venezuela se sigue destruyendo”, advirtió.

¿Cuál sería el porcentaje de que esto se resuelva con diálogo o intervención?

“Con diálogo nada. Estamos hablando de negociación política con fuerzas políticas que no bajan su lucha. Las probabilidades de una u otra son abstractas. Sin embargo, te diría que la probabilidad de ocurrencia (de una intervención militar), en un corto plazo antes de elecciones en EE.UU, es bastante más baja de lo que la gente cree.

¿Tú crees que se pueda gobernar, después del chavismo, con los colectivos?

“Son una amenaza real los colectivos y los pranes, pueden estar activos luego de un cambio de Gobierno”.

Pero, explicó que el hecho de alcanzar una transición democrática quiere decir que las Fuerzas Armadas “están de tu lado” y podrían colaborar para neutralizar a estos grupos irregulares.¿Cuál crees que sería el mejor resultado que podría conseguir la oposición?

“Caminar en una elección competitiva con fecha concreta dirigida por una Institución supra internacional que no pueda ser manipulada por ninguno de los dos sectores. Así se podría demostrar la verdadera opinión de los venezolanos”.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí