Cheesecake especial de mango y coco

0
148

En el verano se antojan postres frescos y llenos de color con fruta de temporada. Si a ti también te gusta el mango, sabrás que es una fruta muy versátil por su textura suave y su sabor dulce. Queda muy bien en postres porque nos permite aligerarlos en azúcar sin alterar su sabor.

Para disfrutar de una tarde veraniega en la terraza, qué mejor que una tarta de mango fresco y coco, ¡una mezcla muy tropical que te va a encantar!

Ingredientes

Para la base:

  • 250 g de harina
  • 80 g de mantequilla derretida
  • 100 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 yema extra

Para una base sin horno:

  • 200 g de galleta molida
  • 100 g de mantequilla derretida

Para la tarta:

  • 200 ml de crema para montar
  • 150g de leche condensada
  • 4 cdas de coco rallado
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 7 g de gelatina
  • 1 mango

Procedimiento

Vamos a comenzar con la base de la tarta. En un tazón mezcla azúcar, mantequilla, yema y huevo. Cuando esté bien incorporado, agrega poco a poco la harina tamizada para que no se hagan grumos.

Forma una bolita con la masa, envuélvela con un trapo húmedo y reserva en el refrigerador durante una hora. Al cabo de ese tiempo, unta un molde con mantequilla y enharínalo. Extiende la masa sobre una superficie lisa cubierta de harina y estírala con ayuda de un rodillo hasta lograr el tamaño de tu molde.

Coloca la base en el molde, pícala con un tenedor y hornea a 180°C durante 20 minutos.

Opción sin horno: coloca en el fondo de tu molde una capa de galleta molida, bañala con la mantequilla derretida y aplasta muy bien para crear una base uniforme. Reserva.

En un pequeño tazón vierte el agua fría y deja remojando la gelatina unos minutos.

En otro tazón bate la crema para que esponje, agrega la leche condensada y el coco. Cuando esté bien incorporada la mezcla, añade la gelatina y vuelve a batir. Puedes agregar también cubitos de mango o guardarlos para la decoración.

Vierte la mezcla sobre la base de tu tarta, y decora con rodajas finas de mango. Reserva en el refrigerador durante al menos dos horas; puedes presentar tu tarta con hojas de menta fresca y coco rallado.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí