46 muertos durante un motín en penal de Guanare

Los reclusos que intentaron fugarse lanzaron granadas contra funcionarios militares y apuñalaron al director del recinto penitenciario

0
257
Referencial

Al menos 46 muertos y un número indeterminado de heridos se registraron este viernes durante un intento de fuga en el Centro Penitenciario de Los Llanos (Cepello), ubicado en Guanare, estado Portuguesa, dijo a EFE un funcionario del penal, quien aseguró que la cifra de fallecidos “irá subiendo”, porque el estado de algunos lesionados es de “extrema gravedad”.

De acuerdo al periodista Miguel Villavicencio, ya para la noche de este viernes ya se contaban 46 reclusos fallecidos y otros 50 heridos durante el motín.

Mariangel Moro, periodista de VPItv, reportó además que en el choque se enfrentaron los guardiacárceles con un grupo de prisioneros que intentaron tumbar la cerca del perímetro, para poder así escapar.

El enfrentamiento ocurrió al mediodía y el director de la prisión, Carlos Toros, resultó apuñalado. También, una teniente de la Guardia Nacional Bolivariana, Escarlet Arenas González, resultó herida por el estallido de un explosivo, presuntamente una granada.

Mientras que el Observatorio Venezolano de Prisiones, una ONG que monitoreo el estado de las cárceles en el país, se refirió a una “situación irregular» en el Cepella que incluyó “un intercambio de disparos tras un intento de fuga masiva”.

La periodista Rosibel Cristina González señaló que el intento de fuga ocurrió en una zona del penal conocida como La Tela, dominada por un líder criminal conocido como “Olivo”. Un grupo de internos denominados “Los Manchados” fueron los primeros en intentar fugarse y varios de ellos resultaron muertos.

La diputada opositora al régimen, María Beatriz Martínez, aseguró que el motín inició por falta de alimentos en el centro penitenciario.

Tras el tiroteo, los elementos de la Guardia Nacional Bolivariana y los prisioneros llegaron a un cese al fuego.

Los heridos de mayor gravedad fueron trasladados al hospital Dr. Miguel Oraá, el cual colapsó debido a la gran cantidad de pacientes, mientras que los fallecidos fueron llevados a una morgue improvisada en las proximidades de la cárcel en la localidad de Guanare, estado de Portuguesa, donde serán identificados para, posteriormente, informar a sus familiares.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí