Venezuela celebra elecciones parlamentarias en medio de críticas de fraude

99
Un camión con carteles electorales del Partido Socialista Unido de Venezuela es visto en un barrio de bajos ingresos en La Guaira, Venezuela Noviembre 28, 2020. Foto: Reuters / Manaure Quintero

Los centros de votación de Venezuela extendieron el domingo el horario de votación en unos comicios parlamentarios marcados por la poca afluencia y que naciones occidentales denuncian como un fraude del presidente Nicolás Maduro para retomar la última institución que no está en manos del oficialismo.

Unos 20,7 millones de venezolanos están inscritos para votar en 14.221 centros en todo el país, según datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), máximo organismo comicial, que también elevó el número de curules de 167 a 277. El nuevo congreso asumirá el 5 de enero de 2021 por un período de cinco años.

En horas de la tarde, ya varios centros electorales de Caracas estaban sin electores, según testigos Reuters. Funcionarios atribuían ese comportamiento de poca afluencia en los centros a la rapidez en el proceso de votación.

El organismo electoral extendió el cierre de los centros electorales una hora más, hasta las 7 de la noche, bajo el argumento de que aún había “concurrencia de electores”, dijo el vicepresidente del ente, Leonardo Morales.

Pasada las 4 de la tarde, el oficialismo comenzó la denominada “operación remate”, que consiste en la búsqueda de personas para que acudan a los centros de votación, lo que ya ocurrido en anteriores comicios electorales.

“Llamo a la operación remate (…) a buscar, a buscar, a buscarlos a todos”, dijo Maduro en una llamada a la televisión estatal. Una hora después la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, estaba en una zona del oeste de Caracas caminando e invitando a los habitantes a esa “operación remate”.

Desde la mañana ha sido baja la afluencia en los centros de votación de la ciudad. José Guerra, un mototaxista de 52 años, dijo en la barriada de Catia, al oeste de Caracas, que se abstendría de votar porque “ya sabemos que el resultado está compuesto” o arreglado.

“Siempre voto, es mi derecho como venezolano. Si vas a criticar tienes que votar. La oposición no ha hecho nada para ayudar con la comida, gas ni nada. Más bien, les han vendido el país a los gringos”, señaló Leonor Patiño, una ama de casa de 60 años en Coche, al sur de la ciudad.

Al inicio de la tarde, Maduro sufragó en Fuerte Tiuna, un vasto complejo militar en el sur de la ciudad que sirve de sede del Ministerio de Defensa, después de cambiar su tradicional centro de votación al oeste de Caracas.

“Cinco años hemos aguantado, si tu me preguntas: ¿Qué es lo peor que hizo esa Asamblea Nacional contra el país? Fue la traición a la patria, al haber pedido sanciones contra la economía de todo un pueblo, que nos ha llevado a una situación dolorosa, difícil que estamos enfrentando”, dijo Maduro luego de votar y agregó que el sistema electoral ahora es “más rápido”.

Un reciente sondeo de Datanálisis mostró que un 60,2% de los consultados no estaba dispuesto a votar, frente al 34% que sí deseaba hacerlo. En ese mismo sondeo, un 92% consideró como negativa la situación del país, castigado por la hiperinflación, la recesión y devastados servicios públicos.

Diputados opositores dijeron en una conferencia de prensa que era notable la ausencia de electores en distintos centros de votación del país, donde cuentan con voluntarios para reportarles el avance de la jornada.

Un denominado Observatorio contra el Fraude, integrado por voluntarios, diputados opositores y grupos no gubernamentales, calcularon que la participación electoral fue de 18,3%.

“Hoy el pueblo de Venezuela ha dicho que no se presta a esa farsa (…) hoy hubo silencio de un país”, dijo Juan Pablo Guanipa, vicepresidente del parlamento, en una transmisión por la plataforma Zoom.

La elección cierra un ciclo que comenzó en 2015, cuando la oposición ganó el parlamento por mayoría, pero sus poderes fueron barridos por decretos oficiales, decisiones del máximo tribunal y la creación en 2017 de una constituyente oficialista.

La oposición no participa en estos comicios bajo el argumento de falta de garantías. El presidente actual del congreso, Juan Guaidó, reconocido por decenas de países como líder legítimo del país por considerar que Maduro cometió fraude en la reelección de 2018, pidió a la población abstenerse de votar y que sí participe el 12 de diciembre en una consulta en la que se busca rechazar al gobierno y la votación del domingo.