Tranquilo pero contundente segundo debate protagonizaron Trump y Biden

0
29
(i) Presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump y (d) el exvicepresidente Joe Biden

En contraposición al primer debate, en esta oportunidad los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, se apegaron a las normas y mantuvieron un debate aunque subido de tono, más enfocado en el objetivo.

La noche de este jueves se efectuó el esperado debate final sin escatimar en golpes pero ateniéndose a las normas, a diferencia de lo que ocurrido en su primer encuentro, unpenoso show que ha pasado factura en las encuestas al presidente. A la zaga en los sondeos y las arcas de su campaña temblando, Trump era quien más jugaba anoche. El debate era probablemente su última gran oportunidad para cambiar la trayectoria de la carrera y, esta vez se apegó a mantener las formas para no ahuyentar a los votantes que aún se muestren indecisos en las elecciones marcadas por una pandemia, que ha dejado 220.000 muertos en EE.UU.

La gente está aprendiendo a morir con él. Ustedes, los que esta mañana tenían una silla vacía en la mesa de la cocina, ese esposo que se va a dormir y echa el brazo donde solía dormir su pareja y que ya no está… Estamos muriendo con él”, dijo Biden mirando directamente a la cámara. En el caso del candidato demócrata, no se trataba tanto de brillar sino de no meter la pata y estar por encima de la imagen de político incapaz y mermado físicamente que Trump proyecta de él, objetivos que cumplió.

Está era la última oportunidad para ambos candidatos de dirigirse a una audiencia nacional y hablar directamente a los estadounidenses. Pero el porcentaje de personas a las que persuadir se reduce día a día: casi 50 millones de estadounidenses, un tercio del total que votó en el 2016, han depositado ya sus papeletas, bien por correo o en persona. Esta vez, ambos respetaron los dos minutos asignados al inicio de cada bloque de preguntas y no fue necesario silenciarles los micrófonos, como la comisión independiente que organiza los debates presidenciales había decidido hacer si se pasaban de tiempo.

“Imagínense que han ganado las elecciones. ¿Qué dirían en su toma de posesión a los estadounidenses que no votaron por ustedes?”, lanzó, Kristen Welker como última pregunta, eficaz moderadora del debate y periodista de la NBC . “El éxito nos unirá”, auguró Trump, que se presentó como el único candidato capaz de reconstruir la economía y llevarla al punto en el que estaba antes de que llegara la pandemia.

“Los representaré a todos, votaran por mí o no, y los representaré a todos”, aseguró Biden, que prometió elegir “la ciencia y no la ficción”, “la esperanza, y no el miedo”. Hasta el momento quedan once días para que los estadounidenses emitan su veredicto.


Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí