Inicio Actualidad Economía Industriales se preparan para no detener actividad ante constantes fallas eléctricas

Industriales se preparan para no detener actividad ante constantes fallas eléctricas

9
Advierten pérdida del 30% de las industrias en Lara. Foto: Cortesía

El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (CONINDUSTRIA), Luigi Pisella, alertó que el incremento de los apagones y racionamientos de energía eléctrica están afectando las actividades industriales en el país. “Esto no es nuevo para nosotros, nos venimos preparando desde hace muchísimo tiempo”.

En entrevista para Unión Radio, precisó que en el último reporte trimestre recién terminado el suministro de energía eléctrica había mejorado y “apenas 58% habían tenido que generar su electricidad” porque llegamos a tener un pico de 78% de generación de energía por parte de los afiliados.

Explicó que dentro del abanico de industrias agremiadas existen algunas que tienen sus propios medios para generar electricidad, pero aunque se incrementan los costos no se trasladan a los productos.

Advirtió que hay industrias más pequeñas que no pueden surtir su propia energía “son los más afectados y tratan de cambiar el horario de producción”.

“Lo ideal para nosotros es que estos racionamientos sean programados para prever y no parar la producción”, enfatizó.

Señalo que Corpolec les ha asegurado que en un mes estará resuelto el problema, no obstante, afirmó que mantendrán los turnos de trabajo “pase lo que pase lo hemos demostrado pues trabajamos con una plantilla mucho mayor a la que necesitamos”.

Resaltó que actualmente la industria trabaja 27% de su capacidad instalada, pero “no se ha visto reflejada proporcionalmente en la contratación de personal porque tenemos más del que necesitamos, uno de nuestros principales activos es la gente y no estamos dispuestos a perderla”.

Destacó que será muy difícil aumentar la producción debido a “una competencia desleal muy marcada por la exoneración  de impuestos a productos importados, el  contrabando y la sobrevaluación de la moneda que afecta a la producción nacional, la exportación y el turismo porque aunque la tasa cambiaria está anclada los precios van subiendo en dólares”.

Pisella considera necesario aumentar el poder adquisitivo de la gente e implementar políticas públicas que permitan una  competencia libre que genere un entorno amigable para poder producir.

Fuente: Unión Radio

- Publicidad -