“El socialismo asesina en cuerpo y espíritu a los venezolanos” por Yessica Peña

Mi discurso para la OEA

1
309

Mi nombre es Yessica Peña, estudio periodismo y ejerzo el activismo político en mi ciudad, Acarigua. Tuve la oportunidad de exponer la realidad venezolana en la Segunda Cumbre Continental Juvenil el día de hoy junto otros panelistas venezolanos: Jorge Vergara, Valeria Martini, Simon Molina moderado por el portugueseño en el exilio Daniel Madrid.

Sin más, le presento mi discurso.

Como venezolana responsable responsabilizo directamente a Nicolas Maduro y a sus aliados, los cuales no siempre llevan una camisa roja y no se declaran abiertamente socialistas.

Los acuso directamente de asesinar en cuerpo y espíritu a los venezolanos tanto en nuestras fronteras como dentro de ellas.
Mujeres, niños, jóvenes, abuelos, indígenas, extranjeros, obreros y empresarios; a todos nos han despojado de nuestros derechos, de nuestros hogares, de nuestras familias.
Al menos 5 millones de venezolanos entre ellos mis hermanos, mi papá y mi tía han sido obligados a huir de la tierra que los vio nacer; algunos paisanos se han visto en la necesidad de cruzar 4 países a pie en busca de un nuevo futuro con oportunidades, donde se les garantice al menos las 3 comidas al día.

Hoy hablo por mi vecina Yuslemys Salazar la cual murió hace dos años en Perú por una falla con una bombona de gas, murió tratando desesperadamente de sacar a su hijo adelante.

Por mi abuela, la cual falleció en Puerto Ordaz un 28 de diciembre del 2016 en coma esperando una ambulancia porque no había, rodeada de mineros con paludismos.

Por vecino, el cual duró casi un mes en una cola de gasolina y cuando fue a prender el carro le había robado la batería.

Por mi amiga, a la cual le mataron a su abuelo de un tiro en cabeza tratando de defender su finca de una expropiación del gobierno de Chávez.

Hoy hablo por mi amigo Willian, quien tenía una carnicería y por vender a precios regulados el día que se le dañó el refrigerador no tuvo como arreglar.

Por mi compañero periodista quien fue secuestrado por ejercer su profesión.

Por la señora Yadira, quien me acompañó casi toda mi vida y en la actualidad forma parte de la diáspora, debía caminar 4 kilómetros en la mañana y otros cuatro en la tarde para ir a trabajar.

Por esos niños a los que se les negó una educación digna para hablarles de resentimiento y falso patriotismo en nombre de Bolivar.

Por mi doctor Ángel Dorante, quien a pasar de la pandemia no descuidó a sus pacientes, ya hace poco más de un mes falleció por falta de insumos en el Hospital de Acarigua.

Por esos jóvenes como yo que en estos 20 años nos arrebataron la dicha de creer en libertad.

Hoy quiero humanizar las cifras de los millones de venezolanos que sufrimos un cáncer llamado socialismo.

A todo esto se le suma una pandemia a un país vulnerado y desalmado.

A pesar de que nos han quitado todo aquí seguimos, dispuestos a derrocar un régimen criminal y asesino.

Concluimos que solos no podemos, así que quiero que repliquen mi mensaje: Solos no podemos. Necesitamos ayuda militar extranjera para acabar con estas bestias que usurpan el poder, necesitamos restaurar la democracia en mi país.

Como se trata de exponer problemáticas y aportar soluciones les indicaré las mías:

  • Crear mecanismos para que los venezolanos puedan sacar su documentación legalmente y poder optar por mayor calidad de vida en el exterior.
  • Contribuir con la privatización de todos los servicios básicos, los venezolanos no podemos seguir bañándonos con agua de lluvia, alumbrándonos con velas y cocinando a leña.
  • Apertura del mercado, eliminar las regulaciones de precios.
    -Exterminar la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) organismo chavista encargado de expropiar medios de comunicación a su conveniencia.
  • Reducir el Estado, eliminar El Poder Ciudadano y el Poder Electoral. Para así contar los justos: El Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y el poder Legislativo.
  • Crear espacios de participación y educación ciudadana sobre los riesgos del socialismo como la labor que hace esta organización Youth And Democracy in the Americas para evitar replicaciones como lo que está sucediendo en Argentina, en España, en Chile y en Bolivia.
  • Instauración de la autonomía educativa en todos los niveles.

Luego de todo esto podremos hablar de democracia y elecciones libres, cuando realmente seamos un país democrático, capitalista y libre.

Por ultimo agregar que en Venezuela si hay verdadero socialismo, donde no hay brechas sociales, según encuestas que datan a principio de año lograron que el 96% de la población viva en extrema pobreza.

El sueldo mínimo en mi país está valuado hoy en $0,80, con la inflación pujante dentro de 15 días posiblemente llegue a $0,50

Países iberoamericanos véanse en este espejo, las ayudas sociales para comprar votos cuesta el futuro de tus hijos, apostar por “humanistas” que “ayudan a las minorías” a costa de tus propios impuestos es restarle protagonismo al individuo como responsable de su vida.

Dejemos de votar con el corazón y hagámoslo con el cerebro.

¡Viva Venezuela! ¡Viva la libertad! ¡Viva Venezuela libre!


1 Comentario

  1. Excelente descripción del drama que vive el pueblo venezolano, pero siempre hay esperanza de un mejor futuro , por personas como Yessica es que se ve una luz al fondo del túnel , creo que con el esfuerzo de todos se puede tener una mejor Venezuela.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí