Cómo hacer panettone navideño, únete a la tradición italiana

134
Cómo hacer panettone navideño, únete a la tradición italiana (versión rápida) Foto: iStock

El panettone, un pan de origen italiano que le ha dado la vuelta al mundo, es ya todo un clásico navideño. Lo puedes encontrar en tiendas y panaderías, pero nada como hacerlo tú mismo. Te decimos cómo hacer panettone navideño, únete a la tradición italiana.

¿Cómo se hace el panettone?

El panettone es una masa enriquecida similar al brioche que tradicionalmente tiene una fermentación lenta y se elabora con un prefermento o masa madre natural. A la masa se le añaden pasas, cáscara de limón y naranja confitadas, vainilla y almendras, según explica Larousse Cocina.

Sin embargo, actualmente existen diferentes variantes, tanto en Italia como en el mundo, desde las que excluyen a la naranja y limón, hasta las que tienen chispas de chocolate e incluso rellenos. Asimismo, es posible encontrar versiones comerciales y artesanales, donde la calidad y precio varían considerablemente.

Eso sí, una de las características más reconocidas, es ser un pan cilíndrico con una cúpula que sobresale de la base, muchas veces grandes, ideales para regalar, pero actualmente también encontramos al panettone de tamaño individual.

Aunque se pueden encontrar recetas con la masa madre, éstas pueden llevar más tiempo, pues requieren una mayor fermentación. Para ahorrarte un poco de tiempo (aunque no la fermentada), prueba estar receta. Sólo necesitas:

  • 500 gramos de harina
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 huevos completos + 1 yema
  • 100 gramos de mantequilla
  • 15 gramos de levadura de cerveza
  • 150 ml de agua tibia
  • 1 pizca de sal
  • La ralladura de 1 limón
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 80 gramos de pasas (puedes cambiarlas por chispas de chocolate o arándanos)
  • 40 gramos de naranja confitada (puedes omitirla o sustituirla por nueces o almendras)

Si tienes batidora para amasar, puedes aprovechar, si no, hazlo a mano.

1. Mezcla la harina y azúcar. En un tazón grande y amplio o la mesa de tu cocina limpia, coloca la harina formando un volcán.

2. Al centro agrega la levadura desmenuzada, la mantequilla en trozos, la vainilla, huevos y yema, la ralladura de limón, vainilla y 80 ml de agua. Comienza combinando los ingredientes del centro y poco a poco agregando la harina para incorporar completamente; añade el resto del agua y la pizca de sal.

3. Continúa amasando hasta que tu masa se vea homogénea y no se sienta pegajosa. El amasado es muy importante porque le da la fuerza necesaria para levar. La masa debe despegarse de tus manos.

4. Agrega las pasas y fruta confitada y continúa amasando hasta incorporar los ingredientes y forma una bola con la masa.

5. Engrasa ligeramente un tazón con aceite y coloca la masa, cubriéndola con plástico de cocina y un trapo húmedo (mójalo con agua caliente). Llévalo a un lugar cálido por alrededor de 2 horas hasta que crezca (si tu horno tiene luz, colócalo ahí únicamente con la luz encendida, nada de prender el horno).

6. Pasado el tiempo, poncha la masa. Trabájala por unos minutos, forma una bola (si lo prefieres puedes dividirla en porciones de 500 gramos u 80 gramos) y ponla en un molde para panettone de papel. Deja levar en un lugar cálido por 1 o 2 horas, o hasta que la masa crezca.

7. Forma una equis en “el copete” y, antes de hornear, la clave, de acuerdo al sitio italiano Cucina con Benedetta, es poner unos trocitos de mantequilla en la incisión.

8. Hornea los panes a 180 °C por 35 minutos o hasta que estén dorados y cocidos por el centro (verifícalo introduciendo un palillo o cuchillo).

9. Aquí viene el truco para darle esa característica apariencia. Al sacarlo del horno, inmediatamente atraviesa la base con 2 brochetas de bambú, puedes hacerlo horizontalmente o en forma de equis. Voltea el panettone y apoya las brochetas en la boca de un recipiente u olla profundos para que no toque al pan.

10. Cuando esté completamente frío, puedes decorarlo o empaquetarlo para regalo o venta.

¿Cuál es el origen del panettone?

El panettone tiene un lugar muy importante dentro de la cultura italiana y las celebraciones navideñas. Sin embargo, cuenta la leyenda, que este famoso postre o pan navideño, nació por accidente, ¡así como lo lees!

De acuerdo a sitios italianos, en el siglo XV, en la corte de Ludovico il Moro, señor de Milán, se celebraba Nochebuena y el cocinero oficial de la familia Sforza quemó sin querer el postre que sería parte del banquete.

Para salvar la noche, Toni, uno de los chicos que trabajaban en la cocina, preparó un pan utilizando lo que tenía a la mano, entre esto una barra de levadura, harina, huevos, pasas, fruta confitada y azúcar.

Tuvo tanto éxito que lo llamaron “pan di Toni”, lo cual derivó a panettone. Aunque no hay pruebas históricas al respecto, es una leyenda muy difundida y bastante curiosa.

¿Te atreves a hornear panettone para esta Navidad? Quizá no sea la receta más exprés, pero vale la pena la espera para tener un pan esponjoso y delicioso, perfecto para acompañar con un vaso de leche, café o chocolate caliente. Si eres más avanzada en la cocina, dale una oportunidad a la versión con masa madre.