Solidaridad ciudadana: “una alternativa al socialismo destructor” por María Oropeza

0
María Oropeza. Foto: Prensa Vente Venezuela / Archivo

Amigos; el régimen socialista destruyó el aparato productivo del país. Lo hizo quebrando a los que producían, desde las bodegas hasta las grandes empresas, inutilizando cantidades de hectáreas. Lo hizo a través de leyes (precio justos), instituciones como el SUNDDE (la “Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos”), expoliaciones (empresas y tierras privadas pasaron a manos del régimen) y un montón de medidas que HOY traen como consecuencias las colas, el hambre, la miseria, el desempleo y la pobreza.

¿Por qué lo hizo?

Es una de las tantas estrategias para mantener a la ciudadanía con las manos tendidas; al principio era el intercambio por votos y así mantenerse en el poder, posteriormente se convirtió en chantaje y ahora es control social.

Pero ya no hay comida, y lo que hay cuesta muy caro, porque aunque aumenten el salario, siguen los mismos controles, regulaciones y planificación central de la economía. Por lo tanto, nuestro poder adquisitivo cada vez se devalúa más y si tenemos dinero, no tenemos que comprar, y si hay para comprar, no tenemos con qué.

HAY HAMBRE.

Aunque hubo elecciones (vacías y simbólicas) hace poco, y se utilizó la misma estrategia de comida por voto, ya no hay alimentos ni siquiera para entretener a la ciudadanía descontenta con las  colas.

¿Qué hacer entonces?

Los pocos negocios que subsisten, fueron obligados a través de la SUNDDE a bajar los precios, lo cual ya sabemos significan pérdidas y destrucción de la propiedad privada. Pero lo más grave es lo que eso significa: una clara promoción del SAQUEO ¿institucionalizado? promovido por el régimen.

La nueva política de Estado.

El sistema socialista se caracteriza por ser saqueador por naturaleza, ese es su fuerte y encima busca, por supuesto, que la ciudadanía se comporte igual. Así, quienes imponen este modelo de sociedad, no se sentirán culpables, sino que nos chantajean diciendo “tú saqueaste por hambre, y eso está bien, porque los panaderos, bodegueros, empresarios, etc, son los que tienen la comida, por lo tanto, ellos son quienes te hacen pasar penurias”. De esa manera lo han justificado todo.

Advertimos la existencia de una crisis humanitaria intencionalmente provocada por ellos mismos y por eso denunciamos la ética de la urgencia, la importancia de actuar lo antes posible, pues “el hambre” ha sido usado para justificar todo: desde el golpe de Estado en 1992 y después al gobierno de Hugo Chávez, llegando a promover incluso el robo y las invasiones. ¿Recuerdan su famosa frase “el que tenga hambre que robe”?

¿Qué propongo yo?

Yo no estoy aislada del hambre que estamos pasando, esto es un hecho que nos está afectando a TODOS, o al menos a la mayoría; algunos comen a veces sí y a veces no, otros no comen, otros comen lo que pueden, y otros buscan en la basura. Esa es una realidad que vivo y veo día a día; pero podemos hacer algo, en supervivencia, sin caer en los chantajes del régimen y sin convertirnos en lo que ellos son.

Hagamos Asambleas de Ciudadanos para motivar y reorganizar a la ciudadanía, hablémosle de las causa, de los culpables que hoy nos tienen pasando hambre, denunciemos, protestemos, busquemos las dos caras de la moneda y unámoslas en busca de una solución; con esas caras me refiero al dueño del negocio quebrado y al ciudadano con hambre ¡vamos a escucharnos!

Hablemos con los amigos que están en el exterior, con el sector privado, a los que aún manejan un “poquito” de recursos y pueden colaborar, organicemos comidas en los sectores donde todos colaboremos como podamos, seamos solidarios, porque sí, eso nos caracteriza como nación, y hoy debemos usar la solidaridad como bandera, sin negar nunca nuestros derechos individuales.

La política del régimen es el SAQUEO, la de los ciudadanos venezolanos es la SOLIDARIDAD.

Sé que aún en los peores momentos, podemos demostrar que los buenos y los ciudadanos con principios somos mayoría. Es difícil, pero de eso se trata la resistencia, la resistencia a que nos hagan ser algo que no somos.

Sé que podemos. Yo creo en la Venezuela decente y en su gente.

Viva Venezuela Libre.

Coordinadora Vente Joven Portuguesa – Twitter: @mariiaoropeza

- Publicidad -
banner-728x90-ltp

Deja un comentario