Los cinco errores por los que no adelgazas, según un gran entrenador

0
iStock

Te levantas un día más a las cinco de la mañana, te calzas tus deportivas, desayunas copos de avena sin una pizca de azúcar y te marchas a entrenar dos horas al gimnasio sin parar. Vuelves a casa, dispuesto a enfrentarte a la temida báscula, y cuando ves el resultado clamas al cielo y lloras, de rodillas. Sigues pesando lo mismo. Esos michelines no desaparecen. ¿Por qué?

Vale, quizá estamos exagerando un poco, pero es verdad que a veces cuesta mucho quitarse esos kilos de más, y es porque no estamos haciendo lo que debemos. Pero eso tiene solución, porque para eso está este artículo. ¡Qué suerte!

Susan Niebergall (@susanniebergallfitness), entrenadora, lo señala así: “Si no estás haciendo ningún progreso en tu dieta, quizá algunos cambios sean todo lo que necesites”.

En su propio Instagram señala estos errores, algunos de los cuales pueden sorprendernos. Un error común es enfocarse a la hora de bajar peso solo en cardio, pensando que quemaremos muchas calorías. O “morirnos” de hambre, cuando ninguna dieta que se precie puede apoyar jamás eso. Pero mejor vayamos punto por punto y veamos exactamente en qué andas equivocado.

Te encuentras atascado

Y no entre medias de una valla, sino que has decidido por iniciativa propia morirte de hambre para adelgazar, no comes mucho y, claro, cuando pasas delante de la pastelería y ves que los donuts están a mitad de precio te puede la gula. “No he comido prácticamente nada, por lo que este donut no me puede engordar”, piensas. Craso error, compañero.

Según Susan, entras así en un ciclo vicioso en el que te sientes culpable y tratas de restringirte aún más los alimentos, algo imposible. “Lo ideal es que lleves a cabo la regla 80/20” señala, que consiste en comer porciones más pequeñas y tener un déficit moderado de calorías, en lugar de uno enorme e imposible de cumplir.

Solo comes cosas sanas

A ver, no te confundas, que con esto no quiere decir que a partir de ahora tengas que vivir a base de toblerones que compres en los aeropuertos. Por supuesto hay que comer sano, pero a veces se nos olvida que ingerir calorías es necesario también para nuestro cuerpo. Según Susan “se debe llevar un registro consciente de las calorías que se toman”.

Lleva un control más preciso

Sí, quizás suena un poco obsesivo, pero es lo que hay. A veces se te olvida que te has tomado una Coca-Cola, o un café con tres sobres de azúcar, o unas aceitunas antes de comer… y todo cuenta.

Como dice Susan, esos pequeños detalles que se nos olvidan a lo largo del día podrían ser los verdaderos culpables de que no perdamos peso. Lo mejor es que lleves un control exacto de las calorías que consumes. Puedes anotarlo para que no se te olvide.

Solo haces cardio

Esto nos suele suceder mucho. Es natural pensar que la forma más rápida y efectiva de perder peso es matándonos en el gimnasio, haciendo bici, cinta o elíptica. Pero a veces, aunque acabemos sudando a chorros y sintiéndonos genial con nosotros mismos, no obtenemos los resultados que esperábamos.

Según Susan, también hay que hacer entrenamiento de fuerza. Es decir, que dejes la elíptica a un lado y agarres unas pesas. “Eso ayudará a construir músculo magro que cambiará la composición de tu cuerpo y lo mantendrá quemando calorías incluso en reposo”.

Por tanto, lo que recomienda es combinar ambos entrenamientos. Por ejemplo, si vas tres días al gimnasio, haz ejercicios de alta intensidad y cardio lunes y miércoles, y ejercicios de fuerza el sábado. O incluso si vas a máquinas, controla los tiempos y trata de realizar ambos. Eso sería lo ideal.

Por último, no seas impaciente

Alma de cántaro, acabas de empezar, ¿no querrás resultados inmediatos? Esto no es un anuncio de dieta milagro del canal 88 de la tele. Para volar hay que coger carrerilla antes. Si comienzas a seguir estos consejos y te los tomas en serio, dentro de un mes comenzarás a ver resultados, aunque sean muy pequeños. Eso te ayudará a continuar y a no desanimarte.

Al principio la cosa va más rápida, luego los resultados a simple vista se ralentizarán, por eso mismo debes aprender a retarte. Debes tener en cuenta varios factores, desde la seriedad con la que te tomas la dieta a tu entrenamiento, pasando incluso por hechos que se escapan a tu propio esfuerzo, como puede ser la genética. Pero si te tomas en serio estos cinco puntos (y si echas un vistazo al Instagram de Lucy verás que ella, desde luego, se los toma), como diría el Cordobés: “De verdad que todo sale de deporte”.

- Publicidad -
banner-728x90-ltp

Deja un comentario