Las máscaras de la Libertad por Dennys Portillo

0

Una vez un profesor de filosofía me comento que: “la libertad es angustiosa, es una condena que recibimos desde que llegamos al mundo debido a que cuando nacemos, nacemos libre de poder pensar lo que queramos, libres de poder descubrir un mundo, libres de prejuicios, libres de dogmas y otros tipos de ataduras, que de cierto modo pueden llegar a nublar nuestra imagen del mundo a medida que crecemos y nos formamos”.

Ahora, saber que la propia libertad en sí, en un sentido más puro, no debería tener límites en su conceptualización. Pero, resulta inevitable asignarle límites para poder aliviar la angustia de un concepto tan abrumador; se debe encontrar la forma de representarlo colocándole máscaras, que taxativamente, busca el hecho de perseguir esta libertad en su sentido más puro.

Pero, ¿qué son estas máscaras?

Estás máscaras son todas esas ideas existentes de conseguir que el hombre, desde su nacimiento en libertad, sea capaz todavía de mantenerla y no dejársela arrebatar. Ejemplo: Liberalismo, socialismo, Anarquismo, Anarcocapitalismo, Progresismo, conservadurismo, feminismo, entre otros distinto nombres, y conceptos, que se les otorga a ideas que siguen el poder brindar más libertad a el hombre, libertad de sus hermanos como el liberalismo, libertad de sus “opresores” como el socialismo, libertad del poder institucional como el Anarcocapitalismo, y libertad de igualdad de sus hermanos hombres en el feminismo.

Así como estas ideologías, muchas otras con diversos nombres busca en su sentido, el sentido de más libertad, y estas libertades son las mismas que permiten que existan estas diferentes “máscaras”, o ideas, que representan el hecho de las variedad universal e increíble de pensamiento que puede llegar a tener el ser humano con respecto a la búsqueda de la libertad.

Por todo lo antes descrito, hay que tener en cuenta algo muy importante, y es lo siguiente: Si otra persona está usando una máscara distinta a la tuya no es motivo para distanciarse o aislarse de esa persona, pues yo también tengo una máscara, puede ser, o no, distinta a la tuya pero comparto algo en común contigo: La libertad

Quiero terminar citando una frase del filósofo Jotein Gaarden: “Si el cerebro humano fuera tan sencillo que lo pudiéramos entender, entonces seriamos tan poco listos que tampoco lo entenderíamos”.

Escrito por Dennys Portillo

- Publicidad -

Deja un comentario