Las ciudades de gemelas se quedaron pequeñas, ante la presencia de las miles de personas que se sumaron a la marcha convocada por Guaidó

0
Final de la concentración en la Redoma de Mamanico. Foto: Instagram @cjgg2019

Con la presencia de más de 35 mil personas en Acarigua – Araure se llevó a cabo la marcha de apoyo a la Asamblea Nacional y al presidente interino de la República Juan Guaidó en la Ruta Democrática.

La marcha pacífica que inició en la esquina de Locatel, siguió su curso por la avenida Las Lágrimas, cruzó por la av. Rómulo Gallegos y continúa su recorrido hasta llegar a la redoma de Mamanico, en Acarigua.

Los manifestantes se movilizaron con normalidad, entre consignas demócratas y gritos de libertad, con banderas de Venezuela y de los países que han reconocido la presidencia encargada de Juan Guaidó y las acciones emprendidas por la Asamblea Nacional (AN) y la oposición.

En la marcha se pronunciaron dirigentes de partidos políticos, gremios de profesionales, el magisterio y del movimiento estudiantil, unificados en un mismo mensaje: que cese la usurpación, se dé paso a un gobierno de transición y que hayan elecciones libres y transparentes.

“Que se escuche el grito de Portuguesa en toda Venezuela. Está claro el mensaje. ¡No tenemos miedo! Venezuela tiene un solo presidente y se llama Juan Guaidó. Los estudiantes hemos dado la cara por Venezuela durante toda la historia, pero ahorita toda la sociedad está en la calle por la libertad”, expresó Juan Hernández, del movimiento estudiantil.

La marcha culminó con una concentración en la Redoma de Mamanico y donde hijos y nietos de inmigrantes que viven en Venezuela narraron cómo llegó su familia a este país y lo que significa seguir viviendo en estas tierras.

Raúl Mendoza Rossi, nieto de inmigrantes italianos destacó que sus abuelos llegaron en el 44 en plena guerra mundial y desde entonces adoptaron a Venezuela como cuna para sus hijos. Orgulloso expresó ser venezolano y la lucha que debe continuar para ver de regreso a esos medios de comunicación que han desaparecido como consecuencia de la era chavista – madurista.

Karin Kababe, hijo de inmigrantes árabes agradeció a los países que hoy apoyan a Guaidó en las decisiones para reconstruir esta patria hermosa. Expresó estar complacido por la convocatoria y presencia masiva de los habitantes de las ciudades hermanas.

Por su parte, Bernard Giraud con descendencia francesa y española, hoy productor agrícola invitó a los presentes a no desistir en la lucha por una mejor venezuela. Dijo que amaba a este país y que sentía la emoción de reconstruir esta tierra hermosa.

Para cerrar el acto, el productor agrícola Roberto Latini de padres italianos describió cuando sus padres llegaron a Venezuela y sus deseos de poder con su familia seguir viviendo en este país.

Las banderas multicolores de los países que respaldan a este pueblo, llenaron el escenario y asi entonaron el himno nacional. Reiteraron el compromiso de seguir acompañando el cambio y con los tres objetivos propuestos: cese de usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

- Publicidad -

Deja un comentario