Hiperinflación persistirá mientras no haya plan que brinde credibilidad

1
Economista Tamara Herrera, directora de Síntesis Financiera. Foto: UR

La economista Tamara Herrera, directora de Síntesis Financiera, considera que si el gobierno quiere hacer correcciones a su plan de recuperación económica, lanzado en agosto pasado por el presidente Nicolás Maduro, debe anunciar debidamente al país las modificaciones. “No se trata de una cadena simplemente, ni de algunos anuncios que son sonoros, como el aumento del salario mínimo, cosas que no están expuestas en su concatenación con el resto de los elementos. Por eso es que no parece un plan, sino una lista de cosas por hacer que me parece que están monitoreadas por China”.

“Los indicios que hay al respecto es que hemos notado desde hace algunas semanas una desaceleración importante en la expansión monetaria, el efecto del encaje con una gran carga para el sistema bancario ha tenido esa incidencia y trata de compensar la gran oleada de gastos que tiene en este momento”, precisó en entrevista a César Miguel Rondón en el circuito Éxitos de Unión Radio.

El achatamiento de los tabuladores salariales, en especial en el sector público, a su juicio, “hace pensar que el gobierno se siente suficientemente respaldado y en control como para hacer esa degradación del poder adquisitivo y ese desestímulo a la superación individual. Me parece que hay otra instrucción de reducir el peso de la carga laboral que está hipertrofiada”.

Para la economista “Vamos a seguir viendo detalles que dan la impresión de estar siendo monitoreadas para corregir algunas cosas, pero la pregunta es ¿Eso nos va a sacar de la hiperinflación?”.

“No, porque lo que importante es el plan, la credibilidad y la confianza que pueda traer y, una vez que lo logres, puedes asegurar que vas a rescatar la plataforma de recuperación pero por ahora estamos presos de eso”, concluyó.

Escrito Sonia Pomenta Llaña

- Publicidad -
banner-728x90-ltp

1 Comentario

  1. Economistas Keynesianos, especialistas en hablar mucho y no decir nada.
    La solución es la apertura del mercado y el freno inmediato al BCV, parece que le tuvieran miedo.

Deja un comentario