Eco decoración: una casa buena, bonita y barata

0
Referencial

En el año 2007, la ONU incluyó la sostenibilidad en su programa con el propósito de que las personas puedan satisfacer sus necesidades sin comprometer la calidad de vida de las siguientes generaciones.

De este modo nació una corriente que intenta acabar con el consumo desmedido: la filosofía del slow. Su enfoque está orientado a sustituir la costumbre de “usar y tirar” por el consumo responsable de productos que han sido fabricados por personas con condiciones de trabajo justas y siguiendo criterios de sostenibilidad.

A través de la filosofía del slow también se pretende que las marcas establezcan precios justos para ganarse la vida pero sin lucrarse.

La consultora Kate Fletcher fue la primera persona que hizo referencia a este concepto en el año 2008, cuando utilizó el término slow fashion en el sector de la moda. Más tarde, este término pasó a emplearse en el sector de la gastronomía (slow food), en el de la belleza (slow beauty) y en el de la decoración (slow deco).

La tendencia de la eco decoración promueve acciones como la reparación de una butaca en lugar de tirarla, la customización de un armario para adaptarlo a los nuevos gustos y el reciclaje.

Sin embargo, no solo se trata de reutilizar los productos. En cuanto a los muebles nuevos, la tendencia slow deco también engloba los que cuentan con algún sello de sostenibilidad, como es el caso del Forest Stewardship Council (FSC), un certificado que garantiza que la madera utilizada en la fabricación de los muebles proviene de bosques que han sido gestionados siguiendo un programa de sostenibilidad y de ayudas sociales.

Esta forma de vida va ganando cada vez más adeptos que apuestan por los productos eco friendly para decorar sus espacios. Las cifras del estudio realizado por Quiero demuestran que el 55% de los españoles están sensibilizados con este tema y se está comenzando a producir una intersección entre lo sostenible y lo cool.

- Publicidad -
banner-728x90-ltp

Deja un comentario