“Boletica” Escorche un ejemplo a seguir

0
"Boletica" Escorche un ejemplo a seguir

Por lo general los grandes personajes nacionales o locales destacan por sus méritos militares en un campo de batalla como lo son la inmensa cantidad de próceres de nuestra independencia, otros destacan por su méritos en el arte, letras, música o deporte, pero rara vez se sabe de alguien que sobresalga por su honradez mística y su estricta ética al aplicar la ley este personaje casi de ficción, de nombre Epifanio Escorche  de apodo” Boletica” fue un fiscal de transito que de la década de los 50 hasta los años 80 ejecuto la ley.

Su apodo de “Boletica”  se debe que no perdonaba a nadie ni a sus conocidos, ni a sus familiares, ni altos funcionarios, ni aceptaba soborno, siendo un ejemplo para todos de lo ideal de lo que debería ser un funcionario público, es recordado por multar a un amigo y luego invitarlo en la noche tomarse unos tragos.

Una anécdota que se cuenta es que una vez multo a su propio papa que vino de Biscucuy a visitarlo, es recordado por su colaboración en semana santa en la procesiones de santos igualmente era muy colaborador en las vueltas ciclísticas hechas en Acarigua, los niños de la época lo recuerdan por ser un instructor de las patrullas de transito escolar.

José Epifanio Escorche “Boletica” Siempre mostró ser abnegado en su trabajo, honesto, honrado y con un alto grado de responsabilidad como  el de Sargento, pues así, se convirtió en unos de los más famosos  vigilantes de tránsito que ha conocido Acarigua.

Imponer su estricto código ético en un pueblo como Acarigua donde no había casi vehículos y en un país donde no se cumple las normas, que la costumbre es desobedecer la ley no fue fácil, incluso fue por decirlo de una manera exiliado del estado por no moldarse a lo indebido, teniendo que ejercer su profesión en el oriente del país y luego al estado Carabobo, por suerte un amigo de él es nombrado comandante en el estado Portuguesa lo que le permite retornar, con el rango de cabo primero, increíblemente sacaba de su bolsillo dinero para la pintura del rayado de la calles cuando la ocasión lo ameritaba y lo hacía a puro pulso usando pintura de la mejor calidad como lo era la marca Sherwin-Williams, también consiguió por donación un viejo Dart por parte de la gobernación para el patrullaje pero sin motor, tanto era el buen nombre y la fama de “funcionario honrado” que le permitió conseguir dinero por parte de los comerciantes para poner en funcionamiento el vehículo.

Ya con el grado de sargento su fama pasaba las fronteras del estado Portuguesa, siendo reconocido por ciudadanos, políticos y sus superiores como un hombre intachable e incorruptible, lo cual lo hizo meritorio de condecoraciones y reconocimientos, Regionales y Nacionales.

Una de las anécdota que nos trae Mario Manzanares en su blog Así era, mi Acarigua Escorche conde cuenta que “un día tuvo la fortuna de parar a un conductor que venía ebrio, para su suerte era un Juez Superior que ni el cargo lo salvo de una boleta y la retención de su vehículo, terminando el mismo Escorche pagando de su bolsillo el libre que llevó al juez a su casa. Al día siguiente ninguno de sus compañeros se atrevían a darle la cara al Juez cuando fue por su carro y pidió que le buscaran al vigilante que lo había detenido, todos pensaron en ese momento que era para reprimirlo, pero para asombros de todos los presente y del propio comandante, cuando el Juez vio a Escorche este lo abrazo dándole las gracias por lo que había hecho, regresándole la plata del libre y de paso pagando la multa impuesta por el entonces sargento Escorche. Unos meses después el propio Juez lo recomendó para un ascenso y otras condecoraciones“.

Extrayendo comentarios de la red social  facebook  se nota como muchos  contemporáneos se refieren a él con respeto y cariños a pesar que alguna vez fueron multados por este:

El locutor Omar David Bolivar Mendez  (Omega) “Le di la cola una vez desde Baraure hasta la Plaza Bolívar de Acarigua y estaban asfaltando en Baraure y porque me monte por la acera al llegar al sitio me pidió la licencia me multo y me dijo … ¡no lo vuelvas hacer…montarte por dónde camina el peatón! ¿Qué tal? se cuenta y no se cree”.

El abogado German Tamayo  nos comenta “Recuerdo verle con traje de fiscal de tránsito y no tenía espacio en el pecho para todas las condecoraciones de honor al mérito y otras más”.

La medico Ana Inocencia Pelayo Quesada “Era genial…me encantaba…se escondía para boketear a los que cometían infracciones…y quienes pensaban en quedar impunes…”.

Lenys Oswaldo Aldana Frias “Era un lince con el metro, media el vehículo estacionado cerca de la esquina, si no estaba a la distancia permitida te colocaba la boleta”.

Lucrecia Nicolasa Yepez ” Iba a las escuelas y hablaba con los niños explicando las señales de tránsito y todo eso”

Rafael Galindez “Un ejemplo de lo que debe ser un fiscal de transito Boletica, ni que le ofrecieras para comprar 20 pollos te perdonaba la infracción. Un funcionario honorable”.

El ejemplo de “Boletica” Escorche, es para exponérselo a los  a todos los funcionarios públicos no solo a los de tránsito, sino a militares, policías, burócratas de alcaldía, gobernación que ellos están allí para servir al pueblo, no para servirse del puesto.  Las ciudades de Acarigua y Araure quedan en deuda en que algún día debería  erigirle una estatua  al ” Boletica” por ser modelo nacional de lo que debería ser un empleado público y tenemos que estar orgulloso de él.

- Publicidad -

Deja un comentario